Crítica: Volkswagen Passat 2.0 TSi Highline by Juan Manuel Manassero

Publicado

Crítica: Volkswagen Passat 2.0 TSi Highline
19 MAYO, 2017
Crítica: Volkswagen Passat 2.0 TSi Highline by Juan Manuel Manassero
Durante décadas, el mercado automotor argentino estuvo separado por una brecha tecnológica con respecto a la oferta de los países del llamado Primer Mundo. Sin embargo, en las últimas décadas, esa distancia se acortó en varios segmentos. Con apenas diferencias en variedad de equipamientos y motorizaciones, hoy se venden en la Argentina casi los mismos autos del Segmento C (compacto) y las mismas pick-ups del Segmento D (mediano).

Pese a ello, en otros segmentos nos encontramos todavía cómodos, en el Tercer Mundo. El mejor ejemplo está entre los sedanes del Segmento D (mediano) de marcas generalistas. En los principales mercados, los Ford Mondeo, Honda Accord, Peugeot 508, Toyota Camry y Volkswagen Passat figuran entre los modelos más populares y vendidos. En la Argentina, en cambio, siguen con un posicionamiento exclusivo, casi premium.

Por ese motivo, no es igual probar un Passat en Alemania que en la Argentina. El auto es el mismo, pero el posicionamiento en precio obliga a replantear por completo su análisis.

La octava generación del Passat se lanzó el mes pasado en la Argentina. Y manejamos durante una semana la versión 2.0 TSi Highline, de 59.900 dólares. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

No hay dudas, es un Volkswagen. Pero tampoco hay dudas: se ve imponente. El Grupo VW tiene en sus equipos a algunos de los mejores y más creativos diseñadores de autos el planeta. Pero la orden del directorio es clara: “Nada de revoluciones, sólo evoluciones”. Por eso, el desafío a la hora de crear el nuevo Passat B8 (así es su código interno) fue doble: debía superar con claridad a su antecesor, pero manteniendo la estética clásica y conservadora del Passat.

La tarea se cumplió de manera perfecta, aunque sin aristas espectaculares.

Esta octava generación se desarrolló sobre la base de la Plataforma MQB. Es la misma que usan desde el Golf hasta el Audi TT. El peso promedio del auto se redujo en 85 kilos, gracias al uso masivo de aluminio. Sin embargo, varió en casi todas sus dimensiones.
La Empresa
MANASSERO AUTOMOTORES, nombre con el cual hoy se nos conoce, comenzo como un pequeño emprendimiento allá por el año 1982; año en el cual, gracias a la venta …

Juan Manuel Manassero, Manassero Manuel Juan, Manassero Juan Manuel, Manassero Autormotores

El nuevo Passat mantuvo la misma longitud de su antecesor (4.767 mm), pero ahora es 12 mm más ancho (1.832), la distancia entre ejes creció 79 mm (hasta 2.791) y es 14 mm más bajo (hasta 1.456). El resultado es un auto muy llamativo en el tránsito argentino, pero sin llegar a ser estridente.

Por el momento, VW no planea traer versiones menos equipadas del Passat a la Argentina. Esta variante Highline viene completísima de serie. Por fuera, eso se nota en los faros 100% de leds, en las espectaculares llantas de 18 pulgadas (con Pirelli P7 235/45R18), en la doble salida de escape cromada y en el techo panorámico.

Si el Highline te parece demasiado discreto, VW ofrece por 5.100 dólares más la versión R-Line. Tiene la misma mecánica del Highline, pero agrega llantas deportivas de 19 pulgadas, parrilla cromada con emblema “R” y otros cambios que se mencionan en la siguiente sección.

Como se informó al comienzo, el Passat compite en nuestro mercado contra otros Segmento D generalistas: Ford Mondeo, Honda Accord, Peugeot 508 y Toyota Camry. Hay diseños para todos los gustos, pero sólo el Passat interpreta a la perfección la sólida sobriedad de la estética alemana.

Por el momento, no está prevista la llegada de la carrocería familiar (Variant). La que sí está en estudio es la nueva generación del modelo conocido primero como Passat CC y después sólo como CC. Ahora se llama Arteon, tiene una estética más deportiva y podría arribar más adelante a nuestro mercado.

POR DENTRO

Esa misma filosofía estética continúa en el interior. La extensión en el ancho y en la distancia entre ejes repercutieron de manera directa en el habitáculo. Es un verdadero salón de lujo, luminoso, confortable y muy bien terminado. Tiene detalles en aluminio pulido y plásticos de excelente calidad. Tan sólo es una pena que las levas del cambio en el volante sean de plástico. Esta es una costumbre del Grupo VW, incluso en modelos de Audi más caros. Deberían ser en aluminio.

La plancha de abordo es un show aparte. Allí conviven un clásico reloj analógico, con las coloridas pantallas digitales. El tablero de instrumentos se llama Active Info Display y es una variante del Virtual Cockpit de Audi.

No es tan completo ni espectacular como en su hermano premium, pero es totalmente digital, tiene varias opciones de configuración y resulta muy sencillo de utilizar. El mayor hallazgo de estos tableros es haber ubicado la pantalla del GPS dentro de ellos: es la manera más fácil y segura de leer el navegador, sin quitar tanto la vista del camino.

Después está la pantalla multimedia. Es un sistema Discover Pro de ocho pulgadas, que concentra desde el equipo de audio hasta las cámaras de estacionamiento con visión de 360 grados, pasando por varias funciones de modos de manejo, economía de combustible y hasta monitores de potencia. Es completísima y hasta tiene función Mirror Screen, para espejar las funciones de teléfonos con Apple Car Play y Android Auto.

El problema es que esta pantalla está en retirada. El Passat B8 tardó tres años en llegar a la Argentina y, en el resto del mundo, ya está recibiendo actualizaciones. Por eso, el primer embarque de unidades llegó a nuestro mercado con el Discover Pro. Pero los siguientes ya traerán el nuevo sistema multimedia Infotainment Discover Pro, con pantalla más grande de 9,2 pulgadas y comandos simplificados.

Pero que tantas pantallas no nos distraigan. Otra de las maravillas del Passat Highline son las excelentes butacas ErgoComfort. Tienen ajustes eléctricos, memorias, función de masaje, calefacción y el detalle favorito de Autoblog: asiento extensible, para que apoyen mejor los muslos de los conductores con piernas largas. Todos los revestimientos son en tela de Alcántara, muy agradable al tacto y que sujeta bien el cuerpo.

En las plazas traseras hay muy buen espacio para hombros, cabezas y piernas de tres adultos. Incluso cuentan con su propio ajuste de la climatización, que tiene en total tres zonas.

La versión R-Line se distingue de la Highline por butacas de diseño más deportivo (también en Alcántara), volante con aplique “R”, zócalos con emblema “R”, terminaciones diferentes en aluminio pulido y pedalera deportiva, también en aluminio.

Por último, queda hablar del baúl. Tiene 586 litros de capacidad y lo mejor de todo es esto: bajo el piso de carga tiene una rueda de auxilio con el mismo tamaño y llanta de las titulares. Un buen mensaje para varias marcas que dicen que no es posible equipar a los autos importados –o incluso regionales- con auxilios homogéneos.

SEGURIDAD

Es muy completo, aunque esperaba algo más. Me explico.

Los Passat Highline y R-Line vienen de serie con nueve airbags (incluyen laterales traseros y de rodillas para el conductor), anclajes Isofix, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente, monitoreo de presión de neumáticos, sistema de estacionamiento automático y detector de fatiga.

Pero el Ford Mondeo Titanium, que es mucho más barato, también trae airbags en los cinturones de seguridad traseros, alerta de punto ciego y alerta de cambio de carril con corrección automática. Y el aún más barato Focus Titanium tiene algo que ni el Passat ni el Mondeo ofrecen: frenado automático de emergencia ante un posible choque a baja velocidad. Es un dispositivo mucho más útil y de uso cotidiano.

Cuando se lanzó a la venta en 2014, EuroNCAP sometió a sus crash tests al Passat B8. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas, con 85% de protección para adultos, 87% para niños y 66% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Los Passat Highline y R-Line llegan con una sola motorización a la Argentina, ya conocida de otros modelos de Audi y VW. Es naftera de cuatro cilindros, 2.0 turbo con intercooler, y con un sistema mixto de inyección directa/indirecta. Entrega 220 cv de potencia (entre 4.500 y 6.200 rpm) y 350 Nm de torque (entre 1.500 y 4.400 rpm).

Se combina sólo con caja automática DSG de seis marchas. Es la conocida transmisión de doble embrague, asociada a un programa de modos de manejo Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual. Varía la respuesta del acelerador, del control de estabilidad, la dureza del volante, el régimen de cambio de marcha y hasta el funcionamiento de la climatización, para ahorrar combustible.

La tracción es delantera, con un diferencial electrónico que permite un control más activo del torque.

Es una pena que no se ofrezcan más variantes mecánicas. El Passat tiene uno de los catálogos más completos de VW, con variantes de tracción integral y motores nafteros, turbodiesel y hasta híbridos, entre 120 y 280 caballos.

COMPORTAMIENTO

Motor, transmisión, suspensión, dirección. Todo en el Passat B8 está pensado para brindar una experiencia de manejo muy agradable. El chasis no defrauda: el Passat siempre tuvo un desempeño intachable y esta nueva generación transmite una sensación de estabilidad, solidez y seguridad de un segmento superior. Tan sólo vas a notar un andar un poco firme, cuando el pavimento no sea perfecto.

El motor es excelente. Tiene una respuesta suave, pero contundente. Todo al mismo tiempo. Puede crucerear en sexta y a 120 km/h a sólo 2.000 rpm. Pero también puede lanzarte de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. Y alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h.

Pero lo que más vas a disfrutar en el uso cotidiano es la elasticidad de la mecánica, la suavidad del cambio y los consumos de combustible. Son realmente bajos, con una media 7,5 litros cada 100 kilómetros. La autonomía está garantizada por un gran tanque de 66 litros.

Acá se comprende por qué VW Argentina decidió dejar de ofrecer el Passat turbodiesel: este turbo naftero tiene prestaciones y consumos de primer nivel.

Pero, por supuesto, sus rivales no se quedan atrás y la excelencia que ofrecen los competidores de este segmento obliga a hilar muy fino en estas críticas. Por ejemplo, el Mondeo (240 cv, desde 646.900 pesos) tiene 20 caballos extra de potencia. Además, su habitáculo está mucho mejor insonorizado, gracias a los vidrios dobles de las ventanillas delanteras.

Peugeot, por su parte, sí ofrece versiones turbodiesel en su 508 (163 cv, 702 mil pesos). Y, para quienes busquen prestaciones de verdad, Honda y Toyota se destacan por los motores V6 de sus Accord (280 cv, 999 mil pesos) y Camry (277 cv, 1.139.000 pesos).

En el manejo urbano, vas a tener que adaptarte a un par de peculiaridades del Passat. Para los estándares del parque automotor argentino, es muy ancho. En muchos estacionamientos va a calzar justo. Las llantas de 18 pulgadas son divinas (ni hablar las de 19” del R-Line), pero vas a tener que cuidarlas mucho de nuestros baches: los golpes son secos y duelen en el alma (pero también en el bolsillo). Y, por último, el despeje del suelo es escaso: tiende a fondear en badenes y cunetas.

Con respecto al andar firme de los neumáticos de perfil bajo, una anécdota. En una estación de servicio de Baradero, me crucé con un señor que manejaba un Volkswagen CC V6 4Motion. Un auto que me pareció fabuloso, cuando lo manejé en julio de 2013. Por supuesto, el caballero –de unos 70 años- se acercó a conocer el nuevo Passat.

Mientras charlábamos, noté con los neumáticos de su CC estaban algo panzones, como desinflados. Se lo mencioné y me respondió: “Es a propósito, me gusta manejar con unas libras menos de presión”.

No pude evitar mi comentario de Maestro Siruela. Le hablé sobre estabilidad del vehículo, sobre desgaste desparejo de los cauchos y sobre el efecto en el consumo de combustible. El hombre, con la paciencia de sus años, me escuchó en silencio y –cuando por fin me callé- opinó: “Sí, sí. Ya sé todo eso. Pero así viajo tan cómodo…”

CONCLUSIÓN

A diferencia de otros mercados, donde es un modelo masivo y popular, el Volkswagen Passat siempre tuvo un posicionamiento exclusivo en la Argentina. Sin embargo, en esta octava generación, es un auto más elitista que nunca. Volkswagen decidió, de manera deliberada, traer sólo las versiones más caras y equipadas a nuestro mercado.

¿El motivo? Al ser importado de Alemania y pagar un 35% de arancel aduanero, no tenía forma de competir –ni siquiera con versiones “peladas”– contra el Ford Mondeo, que llega importado de México y libre de arancel. La diferencia es importante. El Mondeo más barato cuesta 646.900 pesos, contra los 937 mil pesos del Passat más accesible.

Y, sin embargo, Martín Sorrondegui, responsable de Marketing de VW Argentina, le apostó a la prensa que el Passat terminará el 2017 con más unidades patentadas que el Mondeo. El auto es intachable, muy superior a la generación anterior, pero claramente no vale 300 mil pesos más que el Mondeo. Los impuestos le jugaron una mala pasada.

Le pregunté a Sorrondegui cómo planean imponerse a pesar de esa diferencia y me respondió con la sonrisa de quien tiene un plan: “Ventas corporativas”, me dijo. “Este año, el 70% de las ventas del Passat serán a través de empresas, que comprarán los Passat como vehículos para sus ejecutivos. Muchas compañías multinacionales eligen desde hace años al Passat como un argumento motivacional para retener a sus mejores directivos. Las normas de esas compañías prohíben que sus ejecutivos utilicen autos de marcas premium y el Passat reúne los valores de seguridad, calidad y origen alemán que otras marcas no pueden ofrecer”.

Los gerentes de multinacionales tienen un tope de entre 35 mil y 40 mil dólares al año para gastar en autos corporativos. Sin embargo, los directores, vicepresidentes y presidentes, muchas veces no tienen tope. Sólo deben elegir modelos de marcas generalistas. Y siempre eligen lo más caro y exclusivo que puedan encontrar.

Por eso, si ves un nuevo Passat circulando por la Argentina, podés estar seguro de una cosa: en el 70% de los casos, a ese señor le dicen “Jefe”.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Rafushka

***

El Passat B8 es más ancho y tiene mayor distancia entre ejes que la generación anterior.

El diseño es imponente, aunque sin necesidad de mirar el emblema, no hay dudas de que es un VW.

Viene de serie con faros 100% de leds, visión nocturna espectacular.

También viene de serie con tapizado en Alcántara.

Butacas ErgoComfort con ajustes eléctricos, memorias, masajes, calefacción y extensión de banqueta.

El volante recuerda a muchos VW del Mercosur. La calidad de terminación es alemana.

Plásticos de primer nivel y aluminio pulido.

El Activ Info Display es espectacular (ver video abajo), pero lo mejor es tener el GPS bien a la vista.

Reloj analógico arriba y sistema Mirror Screen abajo.

El sistema DiscoverPro de ocho pulgadas es completísimo.

Tiene información de consumo.

Del rendimiento del motor y el chasis.

Y cámaras de 360 grados, que simulan una visión a vuelo de pájaro.

Pero los próximos embarques del Passat ya traerán el nuevo Infotainment DiscoverPro, más moderno y con pantalla de 9,2 pulgadas.

Las cámaras de visión 360° están escondidas hasta debajo de los emblemas de VW.

Se activan al poner la reversa o circulando hacia adelante, hasta una velocidad máxima de 30 km/h.

El baúl es enorme: 586 litros. Y tiene rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta que las titulares.

El motor 2.0 TSi es un ejemplo de potencia y bajos consumos.

Tal vez por eso, VW dejó de ofrecer los Passat turbodiesel en Argentina.

Acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y gasta una media de 7,5 litros cada 100 kilómetros.

El Auto del Jefe: el 70% de las ventas serán corporativas.

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Volkswagen Passat 2.0 TSi Highline DSG
Origen: Alemania
Precio: 59.900 dólares (versión R-Line, 65.000 dólares)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Volkswagen Argentina (www.volkswagen.com.ar)

MOTOR
Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, inyección mixta directa/indirecta, turbo, intercooler y Start&Stop.
Cilindrada: 1.984 cc
Potencia: 220 cv entre 4.500 y 6.200 rpm
Torque: 350 Nm entre 1.500 y 4.400 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
Caja: automática de doble embrague, con modo secuencial, con seis velocidades (programas Sport, Eco y Normal).

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguaodres hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales, amortiguaodres hidráulicos y barra estabilizadora.
Frenos delanteros: discos ventilados
Frenos traseros: discos macizos
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica
Neumáticos: Pirelli P7 235/45R18 (rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 245 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,7 segundos
Consumo urbano: 8,5 l/100km
Consumo extraurbano: 6,5 l/100km
Consumo medio: 7,5 l/100km

MEDIDAS
Largo / ancho / alto: 4.767 mm / 1.832 mm / 1.456 mm
Distancia entre ejes: 2.791 mm
Peso en orden de marcha: 1.505 kg
Capacidad de baúl: 586 litros
Capacidad de combustible: 66 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Doble airbag lateral delantero
Doble airbag lateral trasero
Doble airbag de cortina
Airbag de rodilla para el conductor
Control de estabilidad
Frenos ABS con EBD
Control de tracción
Diferencial electrónico (XDS)
Asistencia al arranque en pendiente
Alarma antirrobo con monitoreo del habitáculo
Detector de fatiga
Anclaje para asiento de niños con sistema Isofix
Sistema de monitoreo de la presión de los neumáticos
Asientos delanteros eléctricos ergoComfort, calefaccionables, con memorias y masajes para el conductor
Espejos retrovisores exteriores calefaccionables, antideslumbrantes con ajuste eléctrico, abatibles y con memorias
Función “Leaving home” y “Coming home”
Sensor de lluvia
Encendido automático de luces
Tapizado de asientos en Alcántara
Volante multifución revestido en cuero con levas de plástico
Palanca de cambios y freno de mano revestidos en cuero
Inserciones en tablero y puertas en aluminio “Dayton Brush”
Iluminación de ambiente
Llantas de aleación 18? “Dartford”
Techo solar eléctrico
Faros antiniebla delanteros y traseros
Ópticas delanteras de led, con iluminación dinámica en curva y lavafaros
Ópticas traseras oscurecidas de led
Climatizador automático de tres zonas con difusores para las plazas traseras
Control de crucero
Sistema de estacionamiento “Area View” con ayuda activa “Park Assist”
Sistema de navegacion touchscreen “Discover Pro” con pantalla de 8?, DVD, MP3, SD Card, Bluetooth, App-Connect y memoria interna de 64GB.
Control por voz
Puerto de 12V en consola central delantera y trasera
Enchufe de 230V en consola central trasera
Tablero de instrumentos digital “Active Info Display”
Sistema de cierre y arranque sin llave “Keyless Entry”
Respaldo de asiento trasero plegable con partición
Freno de estacionamiento eléctrico con función Auto Hold
Sistema de selección de perfil de conducción con chasis adaptativo

Autor
Categorías Juan Manuel Manassero, Juan Manuel Manassero HOY